El Museo Guggenheim

Antes de ir a Bilbao, tuve ganas de visitar el Guggenheim porque he oído cosas buenas sobre este museo tan famoso, y además, visité el Guggenheim en Nueva York hace 4 años. Este museo también es muy interesante, y me preguntaba si los dos iban a ser muy similares. Cuando llegamos al museo, la primera vista fue desde la cafetería donde comimos tapas y comida buenísima. Después de comer, entramos en el museo con nuestra guía.

Processed with VSCO with c1 preset

Aprendí antes de ir que el edificio estaba construido por el arquitecto americano Frank O. Gehry. La guía nos dijo que el edificio es una obra tan importante como las piezas de arte dentro del museo, un hecho que fue muy interesante para mí. Vimos obras de Andy Warhol y Pablo Picasso, además de estructuras con mensajes importantes. Es menos común ver piezas de estructura en museos de arte, y los comentarios de la guía sobre cómo con la estructura el artista siempre intenta comunicar un mensaje con el tamaño y la forma.

IMG_7944

Mi sala favorita albergó cuatro obras increíbles, pero desafortunadamente no pude tomar fotos debido a la regla del museo. La obra que me interesaba más fue “Las célebres órdenes de la noche” por Anselm Kiefer en la cual Kiefer usa materiales y técnicas diferentes para crear la imagen del cielo por la noche. Fue uno de los sitios que más disfruté en la ultima excursión del año, y creo que es una clave de la cultura de Bilbao y un sitio muy importante para el país en general.

El Museo Guggenheim

Durante la última excursión del semestre, tuvimos la oportunidad de visitar el norte de España. He visitado Galicia, Asturias y Barcelona pero mi experiencia en Bilbao, Santander, Santillana del Mar, Comillas, Potes y Picos de Europa era diferente, y mejor. Mi parte favorita de todo el viaje fue el Museo Guggenheim, del arquitecto americano Frank O. Gehry. Esta es una fotografía del museo.

IMG_3669

Puedes ver en esta foto el exterior del museo. El museo está en el centro de la ciudad de Bilbao. Bilbao era una ciudad conocida e importante por la industrialización durante el siglo XIX y principios del siglo XX. Entonces el museo fue una parte de la revitalización y he aumentado el crecimiento de la ciudad. Por eso, la localización del museo es en una zona que se ha desarrollado recientemente, que se añade al ambiente impresionante.

En mi opinión, las obras dentro del museo son lo más impresionante. Como la estructura del edifico, las obras son recientes y de los estilos del arte contemporáneo. En el Museo Guggenheim, hay obras de los artistas de todo el mundo y obras que son del la colección permanente, como muchas obras de Picasso, pero también hay obras que son obras de exhibiciones. Cuando estábamos allí, vimos Sombras de Andy Warhol, un artista estadounidense. Esta obra es una mezcla de 102 lienzos serigrafiados que forman una obra. Esta es una fotografía mía y la obra de Andy Warhol.

IMG_3667

El Capricho de Antoni Gaudí

El Capricho de Antoni Gaudí es un edifico donde el  símbolo de la música es muy importante.  A Gaudí le encantaba la música y pasó mucho tiempo tocando el piano.  El Capricho está en Comillas, un pueblo pequeño en el norte de España.  El Capricho se construyó desde el año 1883 hasta el año 1885 y es uno de los primeros edificios de Gaudí.  Los elementos de la música estaban en el exterior e interior.  El exterior está construido de la piedra y tiene la decoración de los girasoles.  Los girasoles hacen cinco líneas que simbolizan el pentagrama de la música. Los elementos de hierro representan el símbolo musical de la clave de sol.

capricho

gaudi

 En el interior había una puerta con casi diez pomos de la puerta y cada manera tú pones tu mano en el pomo, es siempre cómodo.  Las ventanas, que se muestran en la foto a la izquierda, tienen tubos en el interior del marco.  Cuando se abre la ventana, los tubos se mueven y crean música.

Siria y Sudan del Sur

12417553_10208060758813447_3331414025908708439_n 12801466_10208060759933475_5844900562207483740_n

Esta visita al Círculo de las Bellas Artes fue muy diferente a las otras visitas que he hecho a lo largo de mi estancia aquí en Madrid. No me di cuenta de que iban a mostrar la fotografía en la terraza; algo que aumento el efecto drástico de la experiencia e hizo que la exposición aún fuese mucho más sorprendente. Me dio mucha pena al ver que las personas que estaban de visita actuaron más como turistas, y no se estaban tomando la exposición de imágenes en serio, o tal vez simplemente no se dieron cuenta de ella. Sin embargo, cada foto nos enseño mucho sobre las condiciones de los países en los que se tomaron las fotografías, Siria y Sudan del Sur, en una forma que nos impactó a todos, pero lo que más me sorprendió fue la capacidad de los demás para mirar hacia otro lado. Después de la visita guiada, no sólo me sentí agobiada por la tristeza, pero también estaba enfadada porque pocas personas en el mundo saben la historia acerca de estos dos países que se encuentran en estas terribles condiciones.

Disfruté muchísimo las fotografías, ya que no sólo eran duras y realistas, sino también  mostraban sentimiento de esperanza que humaniza a las personas de estos países. Por ejemplo, había una foto de un campo de voleibol con la silueta de una iglesia en el fondo y el subtítulo decía “También en Wau Shilluk se juega al voleibol”. Esta fue una imagen especial para añadir a la selección, debido a que la mayoría de las imágenes se centraron en mostrar a los espectadores cómo de dura esta situación realmente es. A lo largo de la exposición, yo estaba feliz de aprender sobre el trabajo que Médicos sin Fronteras está haciendo en los dos lugares y aprender más acerca de los dos países a partir de dos jóvenes historiadores experimentados. Sin embargo, me sentí muy triste al final del recorrido porque todavía hay muchas personas que optaron por hacer caso omiso sobre el hecho de que “Somos personas, no animales”, declaración que aparecía en uno de los carteles de la exposición.

Lydia Pendleton

Fin de Semana en el Norte de España

Este fin de semana nuestro grupo fue al norte de España por nuestro último excursión de la programa. El primer día fuimos a Bilbao, en la comunidad País Vasco, para visitar el museo Guggenheim, llena de arte contemporáneo de el siglo XX que me encantaba. El edificio trajo mucha carácter de modernidad a Bilbao y está hecho de tres materiales significantes, la piedra, el titanio y el vidrio que deja entrar la luz natural para iluminar todo por dentro del museo. Después del museo fuimos a Santander donde comimos mas tapas de sardinas para cenar, caminamos en la playa, y quedamos la noche.

El Sábado fuimos a Santillana del Mar donde está el Museo de la Neocueva de Altamira, una replica de las cuevas que descubrió D. Marcelino Sanz de Sautuola en 1879. Este cueva anciana muestra mucho sobre la vida de la gente que vivían allí y que pintaban pinturas de bisontes, caballos, y toros que han sobrevivido los últimos 14.000 años por lo menos. Después de las cuevas de Altamira fuimos a comer en un restaurante en Comillas, donde celebramos el

Julie y yo a El capricho

Julie y yo a El capricho

cumpleaños de Tomas y Helen. Mi parte favorito del día fue después de la comida cuando visitamos El capricho de Antoni Gaudí. El capricho es importante porque es una de las primeras obras de Gaudí, mi nueva arquitecto después de visitar Barcelona y ver muchos de sus obras allí, especialmente la Sagrada familia. En El capricho podemos ver un Gaudí muy joven, y me encantaba todas sus diseñas que incluyen temas de la naturaleza y que son muy eclécticos. Creo que me encanta su estilo porque esto es lo que me interesa más en mis estudios también, la naturaleza y como podemos incluirlo y respetarlo en nuestros vidas y también mesclas de culturas distintas. También me gustaba que sus diseñas, como las de las ventanas, están muy eficientes, funcionales y practicas. Las ventanas se quedan abiertos fácilmente sin apoyo auxiliar y también están puestos en sitios por toda la casa donde se pudiera aprovechar el máximo sol en cualquier momento del día. Después de El capricho salimos por

la iglesia mozárabe de Santa María de Lebeña

la iglesia mozárabe de Santa María de Lebeña

Potes, un camino muy bonito a través de los acantilados rocosos y montañas muy verdes y bonitas.

Paramos a la iglesia mozárabe de Santa María de Lebeña, una iglesia muy bonita en el centro de la valle entre las montañas. Quedamos la noche en Potes y cenamos en un bar muy familiar, donde comimos anchoas típicas con pimiento verde y queso, croquetas, gambas al ajillo y sangría de sidra que es de la comunidad de Asturias.

El domingo fuimos al Monasterio de Santo Toribio de

Sardinas en Potes

Sardinas en Potes

Liébana y vimos una vista muy bonita de las montañas y el municipio de Camaleño. Continuamos al teleférico de los Picos de Europa, donde subimos la ladera bastante inclinada y llegamos a la vista encima de la montaña. No pudimos ver mucho porque estaba nublado.

Pero de todas formas nos habíamos disfrutado mucho el teleférico, andar por encima de los Picos de Europa en la nieve, y aprovechar mucho las vistas cuando subimos otra vez y pudimos ver la diferencia entre el frio que teníamos arriba y el verde y calor (en comparación) que hacía abajo.

La vista de Camaleño

La vista de Camaleño

Me disfrutaba mucho en este excursión. Me encantaba visitar otra vez el norte de España porque es mi parte favorito en este momento. He aprendido mucho sobre las cuevas, el museo de Guggenheim, El capricho, y los Picos de Europa. Estas visitas eran mis favoritas, pero creo que lo que me encantaba más fue el paisaje que me acordé de mi hogar, Vermont.

Estaba muy contenta disfrutar este viaje con mis compañeros y directora porque ya queda poco tiempo en España. ¡Hay que disfrutar las semanas que todavía tenemos conjuntos en este país diverso y impresionante en que siempre hay más que ver!